Quiénes somos

ITECS S.L. es una compañía dedicada a la promoción de la enseñanza de programación en centros de educación primaria y secundaria mediante un programa y una metodología propios y basados en los últimos avances en pedagogía infantil para el aprendizaje de programación para niños y adolescentes.

Ponemos a disposición de colegios e instituciones académicas nuestros recursos -humanos, hardware, software metodología, etc.- para la enseñanza de estas actividades dentro del contexto de actividades extraescolares.

En ITECS creemos en la educación presencial y por eso hemos desarrollado una oferta que incluye la tutoría de un profesor cualificado y perfectamente formado en las materias a impartir y en la metodología utilizada. No somos una compañía de e-learning y, por tanto,  no desarrollamos cursos de formación online.

 

Responsive image

Nuestro Objetivo

¿Por qué enseñar a programar a niños y adolescentes? Nuestras razones son varias; como exponemos aquí. Sin embargo, la mejor respuesta posible es que no existe un grupo de edad mejor para introducir la programación informática. La capacidad de absorción de información y la transformación de esta en conocimientos no es comparable entre un niño y un adulto. Del mismo modo, la capacidad de los niños para utilizar nuevas tecnologías tampoco es comparable a otras edades. Simplemente basta con preguntar a cualquier padre que haya puesto en las manos de sus hijos un iPad o un iPhone para valorar dicha capacidad.

La progresiva e imparable tecnificación de la sociedad, que alcanza a todos los ámbitos de la misma, hace que los conocimientos que hasta hace poco eran competencia exclusiva de ingenieros y programadores sean ahora de interés general. La tecnología ha puesto en nuestras manos una amalgama de productos y servicios de nueva creación ante los cuales quedarse en un mero pérfil de usuario tendrá implicaciones negativas que condicionarán el futuro de nuestros hijos. No se trata solo de acceder y/o desarrollar profesiones técnicas en un futuro -¡qué también!-,  sino de adquirir competencias claves en un futuro mercado laboral en el que el conocimiento del mundo digital será la norma, como aquí mostramos.

Y, ¡qué mejor ventaja que acceder a estos conocimientos durante la infancia! Resulta difícil imaginar las Apps o herramientas que podrían diseñar en un futuro los niños de hoy si les damos las claves de un pensamiento lógico durante su infancia y rompemos cualquier barrera futura que puedan encontrarse en el camino, entre ellas el miedo a la tecnología. Sin embargo, y aún más importante que esto, cuando se introduce a un niño a la programación informática no solo se enseña al niño a programar con objeto de alcanzar una posición en el mercado laboral. No: hay muchas y más profundas razones para aprender a programar. Aunque quizás el mercado laboral futuro sea la principal.

En el proceso de aprender a programar los niños descubren multitud de cosas simultáneamente. Además de los conocimientos propios de la programación e informática, hay que incluir las potencialidades de desarrollo matemático, lógico (variables y condicionales), estrategias de resolución de problemas, diseño de proyecto, potenciación de la comunicación y el trabajo en grupo. Estas no son capacidades exclusivas de los informáticos, sino que transcienden la ocupación, la edad o el interés del sujeto.

Y entonces..., ¿Cuál es el objetivo de ITECS? El objetivo de ITECS es la creación y distribución en centros escolares de una metodología de enseñanza de programación informática destinada a niños y adolescentes con objeto de:

 

  • Potenciar las capacidades de los niños, especialmente las capacidades lógicas y matemáticas.

  • Romper la barrera y el miedo a la programación informática por parte de alumnos y padres.

  • Potenciar la vocación por las carreras científicas y técnicas.

  • Transformar a niños y adolescentes de meros consumidores de tecnología a creadores.

  • Potenciar el trabajo en grupo desde la niñez/adolescencia.

  • Conseguir todos estos objetivos al mismo tiempo que el niño disfruta de una actividad divertida y creativa. Una actividad que potencia su interés por la materia.